El fascismo fue por lana a la ONU y a la UE y salió trasquilado

Caracas, 15 Nov. AVN.- Estados Unidos y sus secuaces olvidan el sabio refrán que dice: “El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”, y cegados por el odio y la ira siguen tropezando, no dos sino cientos de veces con la monolítica roca de la Revolución Bolivariana, como les pasó esta semana en la Unión Europea (UE) y en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de donde salieron con las tablas en la cabeza, decepcionados y frustrados.
Pretendían, como tantas veces lo han intentado, hacerle creer al mundo la mentira de que “en Venezuela no existe democracia”, que “se violan los derechos humanos”, que es un “narco-Estado” y el Gobierno “una dictadura, donde se tortura, se encarcela y asesina a miles de inocentes”, como lo afirmó, con su característico cinismo, Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos, ministerio de colonias del imperio.
Como les pasó a los cancilleres de la UE con las absurdas y ridículas sanciones impuestas al Gobierno venezolano, como la prohibición de venderle armas para impedir, según dicen, que con ellas se reprima al pueblo, y es que no necesita de ninguno país del viejo continente, ya que las adquiere, más eficaces y en suficiente cantidad, de naciones amigas como China y Rusia, no para reprimirlo sino para defenderlo de sus enemigos.
Presidida por la delegada de Estados Unidos, con “Almugre”, el lacayo mayor al frente, autorizado por la la canadiense Jennifer May Loten, presidenta rotatoria del Consejo Permanente de la OEA, unos pocos cancilleres de Estados vasallos, dirigentes de varias organizaciones no gubernamentales y otras organizaciones asalariadas de Washington, como el representante de Cáritas Internacional en la ONU y el coordinador del Foro Penal venezolano, que dieron rienda suelta a sus calumnias contrarrevolucionarias en el foro mundial.
No fue una sesión oficial del Consejo de Seguridad sino una reunión informal a la que los medios mercenarios le dieron carácter de tal para jerarquizar la importancia de que carecía y que no alcanzó el objetivo que perseguía, culminando en un estruendoso fracaso para el fascismo, que el pasado mes de mayo intentó hacer los mismo en un evento similar que, como el del lunes, terminó en un estruendoso fracaso para el fascismo.
Se los advirtió el mismo lunes Rafael Ramírez, embajador de Venezuela ante la ONU, poco antes de la reunión al poner al descubierto el carácter conspirativo y el fracaso a que estaba condenada la reunión.
“Es una mentira de Estados Unidos. No es una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU. Responde a una agenda particular de la delegación estadounidense. Lamentable e inútil maniobra injerencista de Estados Unidos en la ONU”, tal como lo dijo se concretó su advertencia.
“Rusia, China, Bolivia y Egipto no se prestaron a este acto hostil contra nuestro país. El resto de países del Consejo de Seguridad no enviaron embajadores. Publico escaso, sin embajadores. Un desastre”, escribiría después en varios tuiters el diplomático venezolano, con quien coincidiría la excanciller Delcy Rodríguez a través de mensajes similares.
“Imperios que han montado su teatro bufonesco e itinerante contra Venezuela en la OEA, Mercosur, ahora reditúan el ridículo en cafetería de la ONU”, escribiría poco después la actual presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, seguido inmediatamente de otro que decía: “EEUU tratando infructuosamente de oxigenar a la derecha venezolana, irrespeta al Consejo de Seguridad de la ONU y su institucionalidad.”
La misma suerte que en la ONU corrió la insolente y grotesca maniobra injerencista desplegada por los cancilleres de la Unión Europea en su igualmente inútil afán por desestabilizar la Revolución Bolivariana, decretando unas risibles sanciones que parecen acordadas por pésimos estudiantes de derecho internacional y no por verdaderos diplomáticos tan ilegales e ilegitimas que el presidente Nicolás Maduro calificó como “estúpidas”.
“Yo veo gente con una mente disolvente, divisionista, prepotente”, dijo el Mandatario comentando la injerencista medida, quien en más de una oportunidad ha aconsejado a la UE “abrir los ojos y que cese sus ataques y agresiones contra Venezuela”, coincidiendo su opinión con la de muchos otros gobernantes progresistas y destacados, así como analistas que señalan que dichas sanciones es, a todas luces, “un ataque y una agresión liderada por Estados Unidos”.
Tan contundente como lo afirmado por el jefe del Estado fue la respuesta de la Cancillería de Venezuela a las sanciones, hecha a través de un comunicado publicado el lunes que entre otras cosas señala: “La República Bolivariana de Venezuela repudia enérgicamente la decisión del Consejo de la Unión Europea al pretender imponer ilegales, absurdas e ineficaces sanciones contra el pueblo de Venezuela, violando descaradamente el derecho internacional y los sagrados principios de respeto a la soberanía, la autodeterminación de los pueblos y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados, establecidos en la Carta de las Naciones Unidas”.
“Las instituciones europeas demuestran su lamentable y vergonzosa subordinación a los dictámenes del Gobierno de Estados Unidos, siguiendo la agresiva línea de conducta de Washington. El Consejo Europeo justifica sus acciones con argumentos calcados de los documentos sancionatorios que contra Venezuela y su pueblo ha generado recientemente la administración Trump”.
“El Consejo Europeo pretende además convencer al mundo de un supuesto consenso entre sus Estados miembros para adoptar estas medidas hostiles, cuando la realidad es que las grandes economías europeas ejercieron notables presiones hacia el resto de los gobiernos del bloque y hacia las propias instituciones de la UE, dejando en evidencia las notables desigualdades y ausencia de democracia interna en la Unión”.
“Es de hacer notar que estas pretendidas sanciones no sólo agreden al pueblo venezolano sino también al más de millón de europeos que escogieron nuestro país como su hogar y que han sufrido directamente los embates de la violencia política y económica generada por la oposición en meses pasados”.
“La Unión Europea establece también un peligroso precedente en las relaciones con América Latina, arrogándose la autoridad para sancionar a un país soberano solo porque su modelo de democracia popular no calza en los moldes elitistas corporativos de los regímenes europeos”.
“Los pueblos del mundo y la comunidad internacional deben saber que la prioridad de Venezuela no son las armas ni equipos militares y, en lo absoluto, esta ineficaz operación mediática y política que afecta nuestra seguridad interna. El objetivo del Gobierno Bolivariano es preservar la paz nacional por la vía del diálogo y la búsqueda del desarrollo con justicia social, superando los problemas actuales”.
“La República Bolivariana de Venezuela reafirma su irrenunciable carácter independiente y soberano y denuncia estos actos hostiles ante la comunidad internacional. Ninguna decisión de’ ‘elites y burocracias europeas logrará quebrar la decisión soberana de nuestro pueblo de ser libre”.
“El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela exige a la Unión Europea cesar en sus actuaciones inamistosas y desmarcarse de la agenda belicista e intervencionista del gobierno estadounidense que tanto daño ha hecho a nuestro país y al mundo”.
“Reiteramos que el pueblo venezolano, fiel a su herencia libertaria y defensor de su independencia se mantendrá firme contra cualquier ataque o amenaza y que el Gobierno Bolivariano de Venezuela se reserva la toma de decisiones en distintos ámbitos para garantizar la defensa de la paz y soberanía nacional”, expresa el texto.
Declaración hecha en nombre de un pueblo y un Estado libres, dignos y soberanos que no deben ignorar a quienes prepotentes y arrogantes los ofenden y que por anteponer la paz y el amor a la guerra y la violencia puedan creer que así como pueden agredirlos de palabra pueden agredirlos impunemente de hecho. No se atrevan, pues no deben olvidar jamás las palabras de Simón Bolívar: “Por fortuna se ha visto con frecuencia a un puñado de hombres libres vencer a imperios poderosos”.

16/11/2017 - 01:13 pm